Es la condena más alta del país en cuantía, 567.900 euros, por este producto al banco de Botín. Estos “Valores” afectan a 129.000 personas en cuantía de 7.000 millones de euros. El Santander ya fue sancionado con 7 millones de euros por la CNMV en enero de este año por la comercialización de este producto. La Audiencia Nacional ha decidido abrir el caso por si hubiera una estafa a nivel nacional.

Es sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº13 de Murcia y estima la devolución de 567.900 euros, menos la rentabilidad percibida, a unos clientes que habían suscrito los Valores Santander con Banco Santander. Se trata de otro producto financiero complejo y de riesgo —la inversión se convierte necesariamente en acciones en fecha de vencimiento— que fue comercializado sin la adecuada información de manera masiva entre clientes minoristas que buscaban inversiones seguras y que finalmente ha ocasionado pérdidas de más del 55% a los clientes.

El contratante, falleció en 2011, era cliente de Banca Privada del banco y suscribió con su señora el producto en enero de 2008. El cliente tenía 80 años de edad en el momento de la suscripción del producto. El banco alegó que se trataba de una persona que había desarrollado su actividad profesional como promotor inmobiliario y que realizaba inversiones en diversos productos financieros por lo que contaba con amplia experiencia en el trato mercantil y con las entidades bancarias. Sin embargo según la sentencia ello “no lleva a inferir automáticamente que entendió debidamente que eran los Valores Santander y que riesgo conllevaban”.

Tampoco el banco informó adecuadamente de las complejidades y riesgos del producto, ni pudo acreditar haber realizado los test preceptivos para determinar el perfil  de “inversor de riesgo” del cliente. El cliente en el lecho de muerte llamó al notario para dejar constancia del engaño sufrido y encomendar la recuperación del dinero a sus familiares.