Las cuentas de Rodrigo Rato y las primeras que presentó Goirigolzarri no expresan la imagen fiel de Bankia, según el Banco de España. En otras palabras, no dijeron la verdad. Los peritos que han auditado las cuentas son contundentes: dicen que presentaron un estado financiero que no se correspondía a la realidad. También hacen referencia al folleto de 2011 que sirivó para promocionar la salida a Bolsa de Bankia. Dicen que la información que recibieron los inversores también se falseó. El informe ya está en manos del juez Andreu y podría tener consecuencias inmediatas.
La campaña de publicidad y la salida a Bolsa capitaneada por Rodrigo Rato fue un engaño. Es la conclusion del demoledor informe realizado por el Banco de España y que ha recibido el juez Andreu de la Audiencia Nacional. Herzog, abogado de UPyD en el ‘caso Bankia’, piensa que el informe deja claro que “fue una estafa”.

Los peritos acusan a Rato de inflar el patrimonio y falsear las cuentas ocultando unas pérdidas de más de 2.000 millones de euros. “Los estados financieros incluidos en el folleto de emisión no expresaban la imagen fiel de la entidad. Los auditores tenían que haber detectado todos estos errores contables”, refleja el informe.

Los peritos también acusan a la auditora Deloitte de haber fallado al haber dado el visto bueno a unas cuentas fraudulentas. José Baltasar Rosales, abogado madrileño, afirma que “el informe da pie para pedir la nulidad de los contratos y recuperar el dinero invertido”.

Más indicios detectados por los expertos sugieren que grandes accionistas próximos a Rato realizaron compras masivas de acciones para inflar artificialmente el precio del valor. Así se refleja en el informe en el que se han detectado “ventas inmediatas tras la salida a Bolsa que ponen en duda el interés real de algunos inversores”.

Si todo se confirma los más perjudicados habrán sido los más de 350.000 pequeños accionistas como Arturo, que asegura que le machacaban tanto que al final acabó metiendo 6.000 euros en preferentes.

El informe también alude a la Bankia nacionalizada. Los peritos también han detectado errores contables en las cuentas que aprobó Goirigolzarri apenas tres semanas después de llegar a la entidad y reconocer un agujero de más de 20.000 millones.

VER NOTICIA COMPLETA