El abogado que en 2011 consiguió las primera sentencias firmes contra Caja de Ahorros Mediterráneo (CAM) y Bankinter, por las que estas entidades tuvieron que devolver a dos clientas murcianas cerca de 200.000 euros por inversiones perdidas en bonos islandeses y Lehman Brothers, ha presentado ahora una demanda en los tribunales de Madrid contra el Banco Espirito Santo de Portugal.

En este último recurso, el letrado valenciano Jaime Navarro pide que se condene a esta entidad bancaria a devolver los cerca de 300.000 euros que una pareja de profesionales jubilados invirtió en este banco luso en un fondo gestionado por Madoff, el bróker neoyorquino condenado a cadena perpetua por dirigir una estafa financiera de dimensiones internacionales.

En apoyo del recurso presentado ante la Audiencia Provincial de Madrid, Navarro utiliza como jurisprudencia las sentencias de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Murcia, con sede en Cartagena, que condenó a la CAM y a Bankinter a devolver a dos clientas los ahorros invertidos en los citados fondos de riesgo.

En aquellas dos resoluciones el tribunal sostuvo que estas dos mujeres no fueron informadas del peligro que corrían al invertir en los citados bonos, por lo que las entidades bancarias tenían que asumir su responsabilidad.

En la actuación judicial emprendida ahora contra el banco portugués, Jaime Navarro asegura que el mismo no informó a estos clientes sobre las características del producto en el que invertían ni sobre sus riesgos.

“Se limitó a decir de palabra, indica, que era ‘un producto seguro y sin riegos’, ocultándoles que se iba a entregar a Madoff, que se apropiaría de los casi 300.000 euros de estos inversores españoles, así como del capital de otros muchos inversores de todo el mundo”.

Navarro ha dicho a Efe que “cuando el caso de la CAM obtuvimos de la Audiencia Provincial de Murcia la primera sentencia firme en España, por la que fue condenada a devolver todo el dinero perdido en Lehman Brothers por una clienta”.

“Creo que los tribunales -añade- están rompiendo el miedo o tabú a condenar a los bancos, especialmente, después de su gran responsabilidad en la grave crisis económica mundial, por lo que estoy convencido de que la acción emprendida ahora ante la Audiencia de Madrid también concluirá con el mismo resultado”.

 

Fuente: ABC