El Juzgado de Primera Instancia número 11 de Bilbao ha condenado al Banco de Santander a devolver el dinero de la venta de participaciones preferentes a una mujer de 84 años al establecer que aconsejó dicha inversión sin informar del alto riesgo de pérdida económica que conllevaba.
Según consta en la resolución difundida hoy y a la que ha tenido acceso Efe, el citado banco debe devolver a la mujer 100.000 euros, por la venta de 50.000 euros de participaciones preferentes de Unión Fenosa y otros 50.000 de Aportaciones Financieras Subordinadas de Fagor.
A esa cantidad se debe descontar las sumas en concepto de rendimiento que se hayan abonado trimestralmente y, según se añade en el fallo, la afectada devolverá los títulos adquiridos al banco.
El juez determina que esta mujer ejecutó dichas inversiones por “la relación de confianza que vincula al ciudadano medio con las personas de las entidades de crédito, a las que acude demandando consejo, en su condición de expertos en el mercado financiero, para invertir sus ahorros”.
Frente al argumento del banco, que mantuvo en el juicio que únicamente es un “mero intermediario” y que, por tanto, no es responsable de la pérdida de la inversión, la sentencia destaca, por el contrario, que el cliente “entiende que está contratando un producto recomendado por el experto financiero, quien ha tenido en cuenta sus circunstancias”.
“El cliente contrata con el convencimiento de que no es necesario contrastar la recomendación del banco con asesores externos al mismo”, se señala.
El fallo también hace hincapié en que no se informó del riesgo de estos productos a la afectada, quien aseguró que “si hubiera conocido las características del producto contratado y el riesgo inherente al mismo, no lo habría comprado”. EFE
Fuente: Diario Vasco